junio 20, 2016

4 tips sobre escritura

copywriter


Hoy es día de consejos para la escritura. Saco mi bolígrafo rojo de corrector de estilo, así que prepárate que vienen curvas...

Son 4 tips sencillos. Es algo que, como escritor, no te supondrá ningún problema, Sin embargo, muchas veces no nos fijamos en ello. Y es que hay errores, como la voz pasiva, que se nos pasan por alto...

Lo dijo Stephen King en su libro Mientras escribo. Yo insisto: evita la voz pasiva en tus escritos.

Sea cual sea el tipo de escrito que tengas entre manos, evítalo. La voz pasiva es el recurso de los escritores novatos: un estilo de escritura miedosa. Tú no eres ningún cobarde, ¿verdad?

¿Qué es la voz pasiva?


La voz activa es cuando narramos quién está haciendo qué de forma directa. Se rige por la fórmula sujeto+verbo. Por ejemplo:

El gato se tomó la leche.

En cambio, en la voz pasiva el verbo necesita un recipiente, algo o alguien sobre quien la acción es realizada. Por ejemplo:

La leche fue tomada por el gato.

Estoy convencido que el segundo ejemplo te suena extraño. Y es que la voz pasiva es algo a lo que, en realidad, no estamos acostumbrados. Nuestra conversación natural está escrita en voz activa, pues... ¿por qué no usarla también en nuestros escritos?

Da igual que escribas una novela, un copy o un artículo: escríbelo siempre con voz activa. Tus lectores notarán la diferencia.

Frases cortas


Otro gran consejo que te quiero transmitir hoy: olvídate de las frases largas. Esas frases que parece que no tengan fin. Esas que, cuando estás a punto de terminar de leerlas, ya no recuerdas como empezaban.

Cuando escribimos debemos ser claros y concisos. Evita las frases subordinadas. Cuanto más larga es una frase, más atención debe poner el lector a lo que está leyendo. Y ese es un gran problema: la mayoría de los lectores nos despistamos incluso con el aleteo de una mosca.
Así, pues, siempre que puedas acortar una frase, hazlo. Es mejor tener dos frases cortas que una larga.

Evita las palabras comodín.


Las palabras como «cosa» podría substituirse por cientos de palabras. Es un mote difuso que no refleja claridad en nuestros textos. Lo mismo sucede con el verbo «poner». Y es que muchas veces “ponemos” ese verbo por no pensar un poquito más en otro que le siente mejor al texto.

Evitar los adverbios terminados en -mente.


Este es otro consejo que recojo del libro sobre escritura de Stephen King. Evita los adverbios terminados en -mente.

Gabriel García Márquez decía que utilizar un adverbio terminado en -mente es «una solución demasiado fácil», además de un vicio empobrecedor. Existe este post que habla largo y tendido sobre ello.

A esto deberíamos sumarle la lección más importante, que ya os desvelé hace algunos días.

En cualquier caso, si no tienes tiempo a revisar este tipo de errores en tu texto, tal vez necesites una corrección de estilo. Y es que la corrección de estilo ayudará a que nuestros textos suenen mejor en la lectura
Y tú, ¿qué consejos más sumarías a los aquí expuestos?



Nota: empieza el verano. Es época de sol, helados y playa. Por ese (y por otros) motivo, el ritmo de publicación en el blog va a descender en las próximas semanas. Solamente habrá un post cada dos semanas (semana sí, semana no). Aunque sí seguiré (a ritmo habitual) en mis colaboraciones en otros blogs.

¡Feliz verbena! 

4 comentarios:

  1. Apuntados los tips xD Algunos son mis fallos! Lo de las subordinadas a veces...y lo del adverbio terminado en -mente, ejém, vamos a dejarlo ;-)))
    Feliz verbena, y pásalo muy bien.
    Un abrazo! <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya sabes... ¡a corregir se ha dicho!
      Aquí siempre hay cosas por aprender...
      Muchas gracias por tus deseos, por tu visita y el comentario.
      ¡Un fuerte abrazo! =^.^=

      Eliminar
  2. Pues, aunque lo diga el respetable Stephen King, yo creo que la voz pasiva, sin abusar, bien colocada en un texto en prosa, no en un diálogo, da juego; remite a un momento indefinido que puede resultar interesante. Lo mismo diría de los adverbios terminados en mente. Tenemos un idioma riquísimo, recortar unos u otros recursos depende del gusto de cada autor, y a eso responde su estilo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que no sea aconsejable no significa que sea prohibido. De hecho, al final, las reglas están para romperlas (pero, para romperlas, primero debes saber conocerlas).
      Muchas gracias por tu visita y comentario. ¡Un fuerte abrazo!

      Eliminar